FECHA PUBLICACION
20 diciembre, 2021
ESCRITO POR:
Óscar Cordero

¿Qué es el IOB o Internet del comportamiento? ¿para qué sirve?

El concepto es fácil de entender: utilizar los datos que generan los entornos digitales para influir en el comportamiento de las personas.

Hace bastantes años  desde que apareció el concepto Internet de las cosas (IOT), donde sensores y objetos “convencionales” podían conectarse a la red. Esto evolucionó al Internet de todo(IOE), donde cualquier objeto, animal o persona podía generar datos de sí mismo y su entorno, para posteriormente automatizar decisiones. Y ha sido en 2020 cuando la consultora Gartner pone foco en el concepto de IOE y lo evoluciona al IOB, o Internet del Comportamiento, como una de las tendencias estratégicas de la tecnología para el 2021.

La aplicación de estos conceptos tiene ventajas en casi cualquier sector: coches inteligentes que son capaces de predecir una potencial avería, dispositivos clínicos que prescriben planes asistenciales para reducir las urgencias… las posibilidades son infinitas.

Pero si hablamos de influir en el comportamiento mediante el uso de la tecnología en el sector publicitario, hablamos de utilizar la tecnología y los datos que generan los usuarios para crear campañas que cubran las necesidades de información, acompañen durante la decisión y guíen a sus públicos para pasar a la acción y maximizar los resultados.

La publicidad e internet del comportamiento (IOB)

Muchos diréis, bueno sí… pero esto no es nuevo, agencias y marcas analizamos los datos de las campañas para definir estrategias de marketing y encontrar el mensaje correcto, en el canal adecuado, en un momento concreto para optimizar los resultados.

Y  es que el problema de las marcas no es la disponibilidad del dato, los activos digitales sobre los que se sustentan las acciones de marketing digital producen cientos de datos. El problema es la capacidad de extraerlos e integrarlos con otras fuentes para posteriormente visualizarlos en un formato en el que el dato se convierte en información sobre el comportamiento de los usuarios, información que nos ayude a describir, predecir e incluso prescribir qué palancas de marketing debemos accionar para maximizar resultados. 

Para disponer de esa capa de inteligencia de clientes, es necesario apoyarse en la tecnología, contar con los recursos correctos y, sobre todo,  tener ganas.

Si bien hace años era algo casi aspiracional debido a los altos costes, la tecnología avanza a pasos de gigante y eso no solo se traduce en mayor capacidad de explotación de datos, sino en una reducción de los precios y, por tanto,  deja de ser una barrera de entrada.

Si la tecnología deja de ser un problema, entonces solo faltan dos ingredientes: los recursos y las ganas.

Hay marcas que tienen las ganas y disponen de los recursos, otras tienen las ganas, pero no tienen claro por dónde empezar. Nosotros, desde la agencia, hace años que decidimos combinar la creatividad que veníamos haciendo con el análisis avanzado de datos como propuesta diferencial para aquellas marcas con ganas de influir en el comportamiento de los usuarios.

Esto nos ha llevado a explorar y crear fuertes acuerdos con partners tecnológicos que nos permiten analizar el comportamiento desde distintas perspectivas, desde analizar la intención de compra de los usuarios en función de su comportamiento, hasta extraer más de 400 atributos gracias a la tecnología de Social Login y modelar un perfil 360 de cada lead basado en su comportamiento en redes sociales

Xeerpa: https://xeerpa.com/inicio/

IOB + Inboud marketing = Análisis exploratorio del ecosistema de datos

Sin duda, uno de los mayores avances para explotar los datos que generan los usuarios en cada una de las fases de marketing, ventas y servicio es nuestra alianza con Smartup, nuestro partner estratégico para ejecutar proyectos de customer y business intelligence

Gracias a esta alianza, ponemos a disposición de nuestros clientes un framework que permite mapear todas las fuentes de datos que intervienen en el proceso de decisión para posteriormente, entender la oportunidad latente a la hora de aplicar modelos analíticos que nos ayuden a predecir y prescribir comportamientos

¿Por qué lo hacemos?

En primer lugar, porque tenemos la convicción de que aquellas marcas que exploten los datos del usuario para guiar sus esfuerzos en publicidad y marketing, dispondrán de una clara ventaja competitiva en el mercado.

En segundo lugar, porque actuamos como facilitadores para nuestros clientes: dijimos que era necesario disponer de tecnología, recursos y ganas. La tecnología no es un problema, los recursos los facilitamos nosotros y, por tanto, solo hay un ingrediente que sí o sí deben poner las marcas: ¡ las ganas!